* Todos los dibujos que puedes ver en esta página fueron hechos por las niñas y niños de la Primaria Benito Juárez, de Ocomantla, Zihuateutla, Puebla. 

** Todas las fotos de esta página fueron tomadas por Patricio Cano, Roberto de la Maza y Arcadio Ojeda. 

  • Facebook
  • Instagram

Proyecto de la nutria

Uno de nuestros intereses prioritarios consiste en la restauración de las zonas más afectadas del Área y, a partir de la alarmante situación de devastación de los ecosistemas acuáticos, actualmente contamos con un proyecto de restauración del ecosistema de galería riparia, en el que habitan diversas especies amenazadas tales como la nutria (Lontra longicaudis), una de las especies de mamíferos silvestres que habitan en el ADVC y que actualmente se encuentra en un alto nivel de vulnerabilidad por la devastación de su hábitat a causa de los efectos del cambio climático global, la contaminación de los cuerpos de agua, la pesca excesiva, entre otros.

 

La primera fase del proyecto de restauración de los ecosistemas acuáticos y mejora del hábitat de la nutria consistió en la construcción de pequeñas pozas sobre el cauce de un manantial, así como en la reforestación con vegetación de galería riparia. A partir de esta primera fase se registró el establecimiento de un núcleo familiar de nutrias dentro del ADVC “Kolijke”. Sin embargo, a causa de los fenómenos climáticos más recientes, este proyecto se ha visto afectado severamente. Aunado a que la estabilidad ecológica de la población es muy frágil se hace necesario llevar a cabo una segunda fase de trabajo.

 

En esta segunda fase consideramos indispensable involucrar a las poblaciones vecinas al Área, ya que los esfuerzos de conservación en un espacio delimitado son inútiles si no se trabaja para que esta especie pueda establecerse en un futuro en zonas mucho más amplias, sin el riesgo de que las presiones humanas terminen por exterminar a los pocos individuos que quedan en la región.

En síntesis, el proyecto busca mejorar las características del hábitat de la nutria dentro de la reserva “Kolijke” para propiciar y asegurar el establecimiento permanente de esta especie dentro del Área y, a la vez, llevar a cabo procesos de educación ambiental con poblaciones vecinas para que en un futuro estos animales puedan extender su territorio a zonas más amplias.

 

La segunda fase del proyecto constará de las siguientes actividades: mantenimiento y mejora de las pozas ya construidas, así como el establecimiento de otras tres pozas con características similares; enriquecimiento del hábitat con especies nativas de flora acuática y de galería riparia; reintroducción de poblaciones de peces y crustáceos nativos, ya que son especies que forman parte de la cadena trófica de este ecosistema; un proceso de monitoreo para corroborar la presencia y establecimiento de las nutrias y de las demás especies asociadas (lo cual permitirá, además, elaborar un listado de la biodiversidad de fauna y flora terrestre y acuática asociada a los estanques); y, simultáneamente, la realización de jornadas de talleres en escuelas y espacios públicos de las comunidades indígenas nahuas y totonacas vecinas al ADVC. En estos talleres se pondrá énfasis en las relaciones existentes entre la identidad de las comunidades y las formas en que interactúan con el territorio que habitan; asimismo, se llevarán a cabo procesos de recuperación de la diversidad lingüística vinculada a la diversidad biológica.